4 de marzo de 2012

Luces de bohemia

Tras varios meses esperando a que llegase el día, por fin ayer entré por primera vez en el increíble teatro María Guerrero del Centro Dramático Nacional. Esta entrada fue para ver ni más ni menos que la pieza teatral del esperpento más reconocida de Valle-Inclán y además, uno de los textos teatrales españoles más representativos.

Si no conocéis el argumento de la obra y os gusta el teatro, ya os estáis yendo a la librería más cerca que tengáis para haceros con un ejemplar de este gran texto teatral.

La obra se sitúa en Madrid, como bien se ha definido en muchas ocasiones: un Madrid absurdo, brillante y hambriento. Nos encontramos con la figura de Max Estrella, nuestro protagonista es poeta, está arruinado y le acompaña en todo momento su amigo Don Latino de Hispalis.
La acción se sitúa en una sola noche en la que Max Estrella sale de su casa y recorrerá un Madrid en el que podemos ver el ambiente, las diferentes capas sociales, los lugares más típicos de la capital y otras tantas peculiaridades de la España de la década de de 1920.


El CDN y Lluís Homar han tenido la oportunidad y valentía de enfrentarse con una obra tan difícil como esta (debido a sus constantes cambios de lugar) y creo que no ha salido nada mal. La interpretación estaba impecable, sobre todo la de Gonzalo de Castro haciendo de Max Estrella, al igual que Isabel Ordaz (también conocida como "la hierbas" de Aquí no hay quién viva) a la que admiro profundamente.

Cabría destacar que la puesta en escena es increíblemente original ya que todo el suelo y las paredes están llenas de libros, los cambios de escena eran rápidos y casi ni te dabas cuenta de ellos porque estabas leyendo las acotaciones que proyectaban. La música en directo fue un punto más a favor e incluso la amabilidad del personal de la sala. Y por supuesto un gran trabajo en el vestuario y atrezzo de la época.

Si bien tendría que destacar algún fallo o algo que no me gustase del todo podría decir que hubo dos momentos en los que pusieron la música del telediario de tve y voces de presentadoras de tv hablando en el momento de las revueltas. Creo que eso quitaba mucho a lo que es el tema de la ambientación de la obra.

Recomendación: merece mucho la pena pagar por una entrada que sea un poco cara porque la calidad del espectáculo es bastante alta. Tanto si conocéis o no la obra creo que es una gran oportunidad para saber donde se encuentra el buen teatro. Si es cierto que si vas a verla con la obra leída es mucho mejor porque te enteras más de las cosas.

Tomás Ruiz

No hay comentarios:

Follow by Email