25 de junio de 2011

En la ardiente oscuridad

Ya os traigo de nuevo otra lectura realizada, en este caso no he tardado casi nada puesto que este libro es muy cortito.

Poquito a poquito me voy haciendo con una pequeña lista de libros leídos de este mismo autor y ay voy conociendo su estilo. Concretamente este es uno de los que más me ha gustado junto con "La fundación".

ARGUMENTO

Un grupo de estudiantes ciegos o también llamados invidentes se encuentran en perfecta comodidad y seguridad dentro de un buen régimen de estudios como cualquier otra persona, visten pulcramente, no temen a nada, les invade una gran felicidad y además poseen una moral propia conocida como la moral de acero.

Esta inicial situación se romperá con la llegada de un personaje muy importante en la obra que hará que se produzca un gran cambio en casi todos los personajes, Ignacio, un hombre torpe, inseguro que se niega a tomar la misma actitud que los demás. Esto hará que cada uno de los personajes de la obra tomen una visión diferente del problema que se les plantea: la ceguera.

OPINIÓN

Desde un principio, la obra trata temas interesantes, te ves introducido en conversaciones y discusiones entre los personajes que hablan sobre el amor, la vista, la inseguridad...
Pasas por la obra si enterarte pese a su escasa extensión, sin embargo no podemos decir que este falta de contenido.

Los personajes están bien definidos aunque predominan unos más que otros y se podría prescindir de alguno de ellos. 
El ambiente que se crea es perfecto, Buero nos ofrece siempre un gran detallismo con sus acotaciones al comienzo de cada acto que nos permite situarnos perfectamente en aquel lugar donde nos quiera introducir.

Mi recomendación va hacia a todas aquellas personas que les guste el teatro y la reflexión, es una lectura muy cómoda, no os aburrirá en ningún momento y además te deja en tensión al final de cada acto.

PUNTUACIÓN

No hay comentarios:

Follow by Email