20 de noviembre de 2011

Lo que sé de los hombrecillos

La rutina diaria de un profesor universitario se ve perturbada por la irrupción de perfectas réplicas humanas en miniatura que se mueven con soltura por el mundo de los hombres. Un día, uno de estos hombrecillos, creado a imagen y semejanza del catedrático, establece una conexión especial con él y convierte en realidad sus deseos más inconfesables.

En este libro, el académico narra el último de estos encuentros secretos, que resulta también el más intenso y peligroso, pues además de averiguar dónde viven, qué costumbres tienen y cómo se reproducen estos hombrecillos, interviene en su pequeño mundo mientras la vida sin inhibiciones convierte el suyo en una verdadera pesadilla.

Piénsalo por un segundo: ¿soportarías ver cumplidos todos tus deseos.









Alcohol

Sexo

Tabaco

Crímenes

OPINIÓN


Tras leer el primer libro de Juan José Millas me he quedado un poco patidifuso, comenzaba a leer y la idea me parecía curiosa, sin embargo no encontré nada bueno que sacar con la lectura.

Es un libro pequeño, de unas ciento y pocas páginas, pero me resultó repetitivo en muchos capítulos, además tiene poco desarrollo en otros ambientes que no sean la masturbación, el tabaco, el alcohol, el sexo y los crímenes...

Al principio no me gustaba nada y quería terminar para ver si sacaba algo de provecho. Ahora que ya me lo he leído debo decir que como obra literaria no tiene mucha calidad, pero saqué una conclusión.

Esos hombrecillos de los que hemos hablado, son como nuestra parte maléfica, aquella parte de nosotros que nos incita a caer en cualquier tipo de vicio. El protagonista de la historia, parece ser (según lo que he entendido) que necesitaba de esos hombrecillos, nunca en su vida había hecho nada fuera de lo normal, llevaba una vida aburrida.

Eso quiere decir que o bien necesitaba vivir una etapa de desfase total (como la puede tener cualquiera) o simplemente, esos hombrecillos sacaban de él lo peor que se esconde en cualquier mente humana. El final me ha gustado porque el hombre vuelve a su vida cotidiana y deja de lado los malos hábitos que tenía.

PUNTUACIÓN





No hay comentarios:

Follow by Email