26 de noviembre de 2011

Matar a un ruiseñor

              
TO KILL A MOCKINGBIRD

ARGUMENTO: La historia cuenta cómo procesan a un negro por haber violado a una mujer blanca. Nos situamos en la Gran Depresión, en un condado llamado Maycomb donde se encuentra un abogado, Atticus Finch, que defiende la inocencia de este hombre negro.

Publicada en 1960, tuvo un éxito instantáneo, ganando el Premio Pulitzer y pasando a convertirse en un clásico de la literatura moderna estadounidense.

OPINIÓN Y CRÍTICA:

Tras haberme leído el libro hace unas cuantas semanas, hoy me he sentado en el sofá para degustar la película que está basada en la gran historia creada por Harper Lee.


¿Qué es mejor? ¿La película o el libro?


Debo decir que son dos obras muy buenas, pero merece la pena leerse antes el libro y después ver la película. Si tuviese que elegir me quedaba con la novela.


Como pasa en todas las adaptaciones, las películas no puede contener todo lo que pasa en el libro y tienen que saltarse algunos detalles por mucho que les duela. Sin embargo, no puedo decir nada malo de una adaptación como esta ya que me parece un excelente trabajo. Es una película en blanco y negro, de las antiguas, pero muy bien hecha.


En cuanto a lo que es libro todos son palabras buenas, no me queda otra que decir. Aunque tardase en leerlo (por cuestión de tiempo), me encantó de principio a fin.
Los temas que se tratan son de especial interés incluso en la sociedad que nos encontramos hoy en día, el racismo es uno de los problemas que sigue presente (por desgracia) en cada una de nuestras ciudades.


Los momentos que más me gustaron fueron los de la niña, Scout, toda una guerrera valiente, curiosa. Y sobre todo el momento en el que se desarrolla el juicio. No digo más para no revelar el contenido de la novela.

MI PUNTUACIÓN:



Tomás Ruiz

No hay comentarios:

Follow by Email